LOS MISIONEROS DE LA COMPAÑÍA DE MARÍA:

Para realizar su proyecto de misiones parroquiales, al despertar la fe en los suburbios y las campañas más descuidadas, Louis-Marie Grignion, todavía joven sacerdote, quería asociar sacerdotes para la predicación y los sacramentos y hermanos laicos para la organización material. animación de reuniones, celebraciones, procesiones y catecismo a marginados pobres y niños.

Montfort había llamado por él a un joven de 18 años, Mathurin Rangeard, quien, sin pronunciar sus votos religiosos, lo acompañó durante varios años en las misiones parroquiales y se mantuvo fiel a él toda su vida. Otros hermanos (Gabriel, Louis, Nicolas y Philippe) se unieron a dos sacerdotes (René Mulot y Adrien Vatel) y auxiliares laicos (Jean, Jacques y Mathurin). Formaron el primer núcleo de la Compañía. Los hermanos, con o sin votos, pronto se dividieron en dos grupos: el primero más a cargo de las cuestiones materiales de la misión y la animación de las asambleas, como Mathurin, notable cantante. Los otros formaron, según el voto de Montfort, “los Hermanos de la Comunidad del Espíritu Santo, para hacer escuelas de caridad”. Así, Jacques buscará crear en Saint-Laurent-Sur-Sèvre, una escuela para los niños de la localidad.

Durante el siglo XIX, el desarrollo de misiones externas consistió en traer a los padres y hermanos, como a muchos religiosos de otras congregaciones, a trabajar juntos al servicio de la Iglesia en la evangelización y el desarrollo de las poblaciones. Hoy, están presentes en 29 países donde proclaman la Palabra de Dios.

Padres y hermanos viven en complementariedad. A través de su servicio en áreas pastorales, revistas, retiros, peregrinaciones o su compromiso profesional, realizan el proyecto apostólico de San Luis María: recuerdan a los cristianos la seriedad de las promesas del bautismo trabajando en la venida del Reino de Dios. Todos se confían a la Virgen María, Madre e Hija de la Iglesia, Patrona de la Compañía, para progresar juntos en el proyecto de una “nueva evangelización”.

Su casa general se encuentra en Roma. Para más información, contactar:

Misionari montfortani

Viale die Monfortani, 65,

00135 – ROMA (Italia)

Tel: (39) 06 3052 332

Correo electrónico: smm-sec@montfort.org

www.montfortian.info