La educación

La vida religiosa es una parte integral de la vida de la Iglesia y está en el corazón de su misión en el mundo (ver VC 3). El compromiso misionero está en el corazón de todas las formas de vida consagrada (ver VC 25). Los religiosos están invitados a participar en la triple misión de la Iglesia: evangelización, testimonio y promoción humana, a través de su vida y sus compromisos apostólicos en fidelidad al carisma de cada congregación.

La educación es la principal misión de los Hermanos Gabrielistas Montfortianos. Nuestra Regla de Vida y nuestras Constituciones nos instan a comprometernos con la educación y a priorizar nuestro apostolado con los niños y los jóvenes, de acuerdo con el espíritu y el carisma de nuestro fundador, Saint Louis Marie de Montfort. . También dan algunas pautas y las líneas principales de nuestra misión educativa, a saber:

La opción preferencial para los pobres, marginados, excluidos y discapacitados.

Justicia y misión educativa.

Colaboración con organizaciones similares.

El énfasis que se debe poner en la formación catequética de los jóvenes católicos.

La “Carta de la Educación Montfortiana” da la quintaesencia de las orientaciones de nuestra Regla de Vida y nuestras Constituciones. Integra la visión y la espiritualidad de Montfort, la inspiración dada por Gabriel Deshayes, la experiencia vivida de los hermanos durante los últimos tres siglos, las enseñanzas de la Iglesia sobre la educación y el sistema educativo en el contexto actual de mundo.

Los principales puntos de esta parte son:

Montfort y su visión de la educación

La educación montfortiana en la historia.

Dimensiones de la educación montfortiana